Entragadas reclamaciones a la Junta de distrito y a la Comunidad

Como ya se comentó en las últimas actas y boletín, esta semana se entregó tanto a la Junta de distrito como a la Comunidad de Madrid sendas reclamaciones. Hace unas semanas la Asamblea pidió diferentes lugares públicos para realizar actividades dentro del marco de las Jornadas Culturales. Ambas instituciones cometieron silencio administrativo y queremos una respuesta por escrito, al igual que ellos nos exigieron una petición por escrito. Aquí os pasamos los escaneos de los documentos entregados.

Y aquí el texto, para una mejor lectura:

La Asamblea Popular de la Guindalera, formada por los vecinos y vecinas del barrio, solicitó, de acuerdo al protocolo establecido, el uso de las instalaciones de la Biblioteca Pública Manuel Alvar (Calle Azcona, 42) y el Centro Cultural Buenavista (Avenida de los Toreros, 5) –gestionados por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, respectivamente- para realizar diversas charlas en el marco de las I Jornadas Culturales de la Guindalera. Las temáticas de las charlas-debate eran las siguientes: deuda externa, huertos urbanos, economía y feminismo, banca ética y decrecimiento. Se especificó la hora programada, la duración de la actividad, el nombre de los ponentes y una breve sinopsis sobre el contenido.
Por otro lado, y dentro de las ya citadas I Jornadas Culturales, se solicitó al Ayuntamiento el uso de las instalaciones del Centro de Día Municipal de la Guindalera (Calle Pilar de Zaragoza, 28) y del Centro de Día Municipal Margarita Retuerto (Calle Francisco Altimiras, 4) para poder llevar a cabo en cualquiera de ellos una conferencia sobre la «Memoria histórica del barrio de la Guindalera». Como en los casos anteriores, las solicitudes fueron acompañadas de horas y fechas previstas, ponentes y sinopsis de contenido.

El procedimiento de solicitud seguido por la Asamblea Popular de la Guindalera se ciñó en todo momento a lo estipulado en estos casos según indicaciones del personal de las instalaciones, que en todo momento nos atendieron correctamente y nos informaron de forma atenta. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de las administraciones locales al cargo de la gestión de los locales solicitados. No hemos recibido respuesta alguna por parte de las instituciones. Ni la Junta del Distrito de Salamanca ni la Subdirección General de Bibliotecas perteneciente a la Consejería de Cultura se han manifestado en momento alguno ni se han puesto en contacto con nosotros.

Por eso, porque somos ciudadanos de Madrid y porque pagamos con nuestros impuestos el sueldo del alcalde, de sus concejales, de la presidenta de la Comunidad de Madrid, de sus vicepresidentes y consejeros, exigimos que tanto la Junta del Distrito de Salamanca correspondiente al Ayuntamiento de Madrid como la Consejería de Cultura perteneciente a la Comunidad de Madrid se esfuercen por emitir una respuesta a nuestras solicitudes y una explicación acerca de su silencio administrativo. Entendemos que las administraciones locales, dentro de su marco de obligaciones, deben ser órganos de Gobierno capaces de promover el desarrollo y la democracia local y contribuir al bienestar social, económico y político del barrio, generando bienes y servicios y estimulando la participación ciudadana. Además, como ciudadanos tenemos el derecho a ser escuchados y obtener respuesta por parte de las instituciones que nos representan legalmente, porque sólo así estarán legitimadas para hacerlo.

Esperamos una respuesta por parte de las citadas instituciones, ya sea para aceptar o denegar nuestra solicitud, y esperamos que rectifiquen su silencio como muestra no sólo de buena educación, sino de la diligencia y competencia que deberían ser inherentes a los órganos locales de Gobierno.

Esta entrada fue publicada en Comunicados, Importante en nuestro barrio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario